¿Te encantaría poder disfrutar de tu ramo mucho más tiempo y que luzca como el primer día en cualquier rincón de tu hogar? Hoy te descubrimos ideas muy prácticas para hacer que tu ramo de flores dure mucho más y luzca fresco y bello como el día en que lo recibiste.

Te encanta recibir ramos de flores y regalarlos para celebrar los días más especiales. Pero, seguramente, una de tus mayores preocupaciones es saber cómo conseguir que ese ramo luzca fresco y bello el máximo tiempo posible.

Si deseas alargar la vida de tu ramo de flores, debes llevar a cabo una serie de consejos súper efectivos. Son unas pautas básicas que te servirán de guía para conservar lo más fresco posible cualquier tipo de ramo y que luzca tierno y bello en cualquier rincón de tu hogar.

1. EL PRIMER PASO, LIMPIAR LOS TALLOS

Antes de colocar tu ramo en el jarrón, es imprescindible pelar los tallos de las flores eliminando el follaje. Corta las hojas que puedan estar en contacto con el agua para evitar así que la contaminen. Con esto, además, conseguirás que el agua penetre mejor por los tallos y la flor se hidrate mucho más, que es, al fin y al cabo, nuestro objetivo. A continuación, ya puedes escoger el florero. Es importante que lo limpies a fondo para eliminar cualquier bacteria que pueda estropear el ramo antes de lo deseado.

2. EL AGUA, IMPRESCINDIBLE

Debes conservar tu ramo de flores en un jarrón con agua para que dure mucho más tiempo fresco. Pero, además, es importante que esta agua la vayas cambiando cada 2 o 3 días y, en época de calor, cada día. Además, ayúdate de productos específicos de floristería que nutran tu ramo. Si no los tienes, puedes utilizar azúcar. También puedes disolver una aspirina en el agua o añadir unas gotitas de lejía o vinagre blanco.

Cuando cambies el agua, evita tocar demasiado las flores, cuanto menos las manipules mucho mejor.

3. CORTA POQUITO A POCO

Del mismo modo que debes preocuparte por el agua y cambiarla cada dos días, es importante que vayas cortando también los tallos. Es primordial que vayas reduciendo su tamaño en 2 o 3 centímetros cada vez. El corte debe ser en diagonal para que los tallos tengan más superficie de contacto con el agua y puedan hidratar mucho mejor la flor.

4. VIGILA CON LA TEMPERATURA

El lugar donde coloques tu ramo será decisivo a la hora de conservarlo bello más o menos días. Lo ideal, es ponerlo en un lugar fresco y alejado de cualquier fuente de calor como puede ser un radiador, el aire acondicionado, cualquier electrodoméstico o frente al sol directo. También evita los lugares con cambios bruscos de temperatura como pueden ser zonas de paso o junto a las puertas.

5. AIRE PURO

Coloca tu ramo de flores donde la calidad del aire sea más puro y limpio. Evita poner las flores encima de recipientes que contengan frutas u hortalizas, ya que, al madurar, desprenden gas etileno y este daña las flores acelerando que se marchiten.

6. ESCOGE LA MEJOR TIENDA

Es importante que compres tus ramos de flores en lugares donde el proceso de recogida hasta la venta sea lo más corto posible. Por ejemplo, en YŪGA, no hay prácticamente intermediarios, recogemos las flores en el productor y directamente las vendemos en nuestra tienda física Kizuna u on-line. Hay muy poca manipulación del producto, por lo tanto, la vida del ramo es mucho mayor.

7. REVIVIR FLORES MARCHITAS

A pesar de nuestros esfuerzos, es inevitable que en un momento u otro nuestras flores se marchiten. Pero con este truco, conseguirás que revivan y vuelvan a lucir sanas al menos unos días más. Simplemente, corta nuevamente los tallos, vacía el agua del jarrón donde tenías el ramo y vuelve al llenarlo con agua caliente en lugar de fría. Introduce el ramo y guárdalo en un lugar oscuro de la casa. Al cabo de un tiempo, cuando el agua ya se haya enfriado, sácalas del jarrón, cambia el agua de nuevo y llena el jarrón con agua fría. Con este paso tan sencillo, conseguirás darles unos días más de vida a las flores de tu ramo.

CONSEJO EXTRA

¿Te apetece cambiar el color de los pétalos de tu ramo antes de que se marchiten? Pues es tan simple como aplicar un tinte vegetal al agua del jarrón. En uno de los cambios de agua añade unas gotas de tinte vegetal y será suficiente. Debes tener en cuenta que cuanto más claro sea el color natural de las flores más fácil será teñirlas. 15 minutos serán suficientes para darle un aire nuevo a tu ramo de flores.

Como has podido ver, es súper sencillo intentar alargar la vida de tu ramo para que luzca fresco y bello durante más días. Esperamos que nuestros consejos te hayan sido útiles y te invitamos a que nos sigas para que conozcáis de la mano de Kizuna, empresa experta en ramos y decoración floral, el maravilloso mundo de las flores. ¡Te enseñaremos a amarlo tanto como lo amamos nosotros!

Cuéntame tus dudas por WhatsApp